Sostenibilidad ambiental: ¿Cómo van las relaciones entre China y Perú en el 2021?

Foto: How Hwee Young/Pool vía REUTERS

Por: Denisse Linares,Especialista del Programa Amazonía Derecho, Ambiente y Recursos Naturales – DAR.

Contexto El Perú atraviesa una profunda crisis sanitaria y política, la cual ha sido agravada aún más por la pandemia. El rol de China en este contexto es políticamente relevante, pues ha demostrado liderazgo y capacidad en la asistencia sanitaria a diversos países en América Latina, entre ellos el Perú. Sin embargo, el posicionamiento global de China debe ser analizado con detalle; especialmente, para el caso de América Latina y el Caribe. Como es sabido, China es un actor importante en el financiamiento de proyectos extractivos y de infraestructura en la región, y tiene, por tanto, importantes intereses políticos y económicos que defender.

China es un actor económico importante para el Perú, y podría ser un aliado para afrontar la actual crisis económica. Sin embargo, ¿cuál sería el costo social y ambiental para nuestro país? En este artículo, les presentaremos algunos aspectos que deben ser considerados para este análisis.

Las relaciones entre China y Perú desde lo comercial, social y ambiental

Los vínculos entre Perú y la República Popular China se extienden hacia distintos ámbitos o sectores como es el comercial, a partir del constante intercambio que han generado, respaldado por documentos bilaterales; así como por la diplomacia. Por otro lado, también se han establecido pautas sobre el estudio, uso, y aprovechamiento de los recursos naturales, en base a la mayor capacidad que tiene China para transferir tecnología e investigación sobre los recursos. A continuación, brindamos algunos detalles de dichas relaciones:

Relacionamiento comercial

 A partir de lo dispuesto en el Libro Blanco de China se desprende que dicho país tiene un plan a mediano/largo plazo para profundizar, o por lo menos mantener, su presencia en la región donde existen propuestas que cuentan con una proyección de entre 10 a 30 años. Ello se evidencia también con los distintos proyectos de infraestructura, de industrias extractivas, y tratados bilaterales.

 

Download (PDF, 351KB)

Relacionados