Sector financiero mundial debate en Lima políticas de crecimiento sostenible

Representantes del sector financiero mundial debatieron hoy en Lima políticas de crecimiento sostenible en el Foro Internacional de Finanzas Sostenibles 2015, una de las actividades previas a las reuniones anuales de las juntas de gobernadores del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM).

Lima, 16 sep (EFE).- Representantes del sector financiero mundial debatieron hoy en Lima políticas de crecimiento sostenible en el Foro Internacional de Finanzas Sostenibles 2015, una de las actividades previas a las reuniones anuales de las juntas de gobernadores del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM).

La conferencia está organizada por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) de Perú y la Corporación Financiera Internacional (IFC), que es parte del Banco Mundial (BM), con la asistencia de alrededor de 150 reguladores bancarios, expertos y representantes del sector privado procedentes de 25 países.

El encuentro también sirve como reunión anual de la Red de Banca Sostenible (SBN), una plataforma de reguladores y asociaciones bancarias interesadas en promover prácticas de banca sostenible con el apoyo de los Gobiernos de Japón, Dinamarca, Alemania y Suiza.

El foro fue inaugurado por el viceministro peruano de Economía y Finanzas, Enzo Defilippi; el superintendente de la SBS, Daniel Schydlowsky; y el director del departamento de Medio Ambiente, Social y Gobernabilidad del IFC, Morgan Landy.

Schydlowsky explicó que la legislación y los incentivos fiscales son las dos principales herramientas que tiene el sector financiero para promover sus buenas prácticas y explotar nuevas oportunidades de negocios que enfrenten los retos sociales y ambientales.

“Intentamos que el sector financiero incremente sus capacidades a fin de internalizar las externalidades y prevenirlas, porque eso genera mayor estabilidad y ahorra recursos y dinero”, agregó.

Morgan Landy aseguró que el sector financiero puede ser parte de la solución de los problemas ambientales y sociales mediante la gestión de los bancos, cuya función es analizar de manera profunda los riegos y beneficios de sus inversiones y préstamos.

El director global de instituciones financieras del IFC, Marcos Brujis, destacó que las finanzas sostenibles han experimentado grandes avances en los últimos años.

“Estamos entusiasmados al ver nuevas tendencias que demuestran que cada vez hay más países adaptados a las mejores prácticas globales a sus mercados locales”, añadió Brujis.

El foro comprende cuatro conversatorios centrados en las necesidades del crecimiento verde, regulaciones de finanzas sostenibles, participación efectiva de los públicos estratégicos y la transformación verde del ecosistema financiero global.

En la primera mesa redonda, la directora adjunta de cooperación internacional de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) de México, Neydi Cruz, resaltó que su país fue de los primeros del mundo en tener una ley de cambio climático, que contempla objetivos a cumplir y colaboración entre instituciones.

Cruz también resaltó la ley de reforma energética, con incentivos al sector privado para fomentar el uso de energías renovables, y la instauración de fondos tanto públicos como privados, para promover la reducción de emisiones de carbono.

El jefe de división del Departamento de Regulación del Sistema Financiero del Banco Central de Brasil (Bacen), Rodrigo Pereira, dijo que su institución apuesta por promulgar “leyes claras que establezcan responsabilidades claras para los bancos, con la información necesaria para asumir riesgos ambientales y sociales”.

“Nuestra labor como banco central es suministrar esa información y fortalecer y supervisar la disciplina de mercado porque los bancos deben internalizar las externalidades con los riesgos que quieran asumir”, indicó.

Las reuniones anuales de las juntas de gobernadores del FMI y del Banco Mundial se celebrarán por primera vez en Lima del 5 al 11 de octubre con la asistencia prevista de alrededor de 15.000 personas. EFE

Relacionados