Posibilidades del PILT para jugar la partida del Go en el tablero de ATACALAR

Autores:

Pedro Osmar Soldera
 
Magister. Docente e investigador de la UNVM. Cátedras Comercio Internacional y Relaciones en Comercio Internacional. Docente de Logística en UTN FRVM.
Juan Pablo Iturria
Licenciado en Economía (UNVM). Docente e investigador de la UNVM.

¿Cuenta está estructura territorial con chances reales para insertar la logística exportadora de la región de Villa María dentro de los planes de China para el flujo transpacífico?

El desembarco de China en ALyC podría relacionarse con el Go. Mientras que en occidente todavía sigue instalado el ajedrez, en el Sudeste Asiático reina este juego de mesa tan desconocido en estas latitudes. La construcción a largo plazo relacional claramente le está ganando al corto plazo transaccional en el tablero geopolítico actual. El desembarco de China en nuestra región ya es una realidad y las fichas blancas rodean silenciosamente nuestras pasivas áreas de fichas negras.

La Macro Región de ATACALAR aparece como una marco intermedio de oportunidad para hacer de nexo entre la órbita local donde se ubica el Parque Industrial, Tecnológico y Logístico de Villa María (PILT) y el Sudeste Asiático. China ha dado claras señales respecto a su necesidad de importar no solo comodities agropecuarias sino que también ha encendido su aspiradora global de alimentos con valor agregado. En este sentido, nuestra región contaría con mayores chances de inserción en base a su potencial industrial exportador más que por su perfil logístico embrionario.

El desembarco de China en ALyC

Es de público conocimiento el antecedente cercano de la estrategia plasmada por el gigante Asiático en su Libro Blanco para ALyC. En particular la Iniciativa de la Franja y la Ruta, con sus distintas políticas de desarrollo de infraestructura, por el cual se busca conectar la producción de nuestra región utilizando el auge de la vía que cruza el Océano Pacifico.

Lo que resta preguntarse es como ALyC, en particular la Argentina, moverá sus piezas para aprovechar el nuevo escenario global y la complementariedad de las economías con la región más dinámica del globo, sin quedar atrapada, nuevamente, en el rol de meros proveedores de materias primas. Anclado en motorizar el flujo transpacífico, el Sudeste Asiático impulsa estructuras territoriales desde el origen de su demanda para acortar su cadena de suministro tanto a nivel de costos como de tiempos muertos. Considerando la actual crisis global dentro de esta disciplina (multiplicación exponencial de costos de fletes marítimos y escasez de disponibilidad de containers) agilizar la logística de salida resulta clave para minimizar estas problemáticas estructurales.

Recientemente se detectan propuestas claras en esta línea de trabajo, como son el impulso de macroregiones de ultramar, la inversión en infraestructura ferroviaria y la articulación de hubs logísticos en destino como el ubicado estratégicamente en la ciudad de Shanghai.

Macro Región binacional de ATACALAR

“La Macro Región Atacalar es un organismo de integración sub-nacional transfronteriza creado en el año 2016 compuesto por las provincias argentinas de Catamarca, Córdoba, Entre Ríos, La Rioja, Santa Fe, Santiago del Estero y Tucumán; y la III Región chilena de Atacama, que incluye las provincias de Chañaral, Copiapó y Huasco” (Fiore Viani, G; Harán, González Gava y Mosquera, 2021). La estructura productiva de esta macro región se caracteriza por ser una matriz diversificada, con fuerte peso de productos agrícolas y agroindustriales, complementados con producciones industriales, de servicios y mineras (Oleaginosas, Cereales, Ganadería, Lácteos, Cítricos, Aceites, Azúcar, Minería, TICs Industria Automotriz). La importancia de esta estructura radica en ser plataforma del paso al Océano Pacifico de la producción regional con el fin de mejorar la competitividad exportadora.

Para tomar dimensión general, Argentina obtuvo el puesto 66° en el ultimo ranking de Desempeño Logístico elaborado en el año 2018 por el Banco Mundial, se estima que el costo de transportar mercadería desde el lugar de origen de su producción hasta el punto de egreso para su comercialización en el exterior puede llegar a representar hasta el 25% de su precio final de exportación, puesto que deja en evidencia nuestra deficiente situación en materia de competitividad logística (Boretti, N.; Iturria, J.P; Mora Gardi, G; Soldera, P.O & Tappero, M.B., 2019)

Respecto a lo anterior se encuentran entrelazados los proyectos de Corredores Bioceánicos y las figuras de Parques Logísticos para el acceso al mercado del Sudeste Asiático con el objetivo de mejorar los niveles de competitividad, aspecto medular de nuestras debilidades en comercio internacional.

Importancia de Centros Logísticos

En el marco de la estrategia de la Macro Región de ATACALAR y los Corredores Bioceánicos, emerge la figura clave de los Parques o Centros Logísticos como solución capaz de minimizar las asimetrías entre los sectores productivos participantes y articular la dimensión pública y privada en diferentes instancias. En términos de características identitarias, ATACALAR se inscribe dentro de lógica China de las Zonas Económicas Especiales (ZEE) que permite la descentralización de la influencia de los grandes conglomerados y potenciar las ventajas comparativas y competitivas de ciertas zonas geográficas, productivas y comerciales (Fiore Viani, G; Harán, González Gava y Mosquera, 2021).

El interrogante que surge a partir de lo anterior corresponde a si podemos utilizar dicha lógica, también, a la hora de pensar soluciones como Centros o Parques Logísticos dentro de nuestra región. Se considera tenemos bastantes aristas que analizar dentro de las figuras de Hub Tecnológicos y Logísticos chinos, dado que uno de los aspectos clave de la problemática logística lo constituye la fuerte inversión en todas las etapas de la cadena de suministro.

Importancia de Centros Logísticos





Considerando que el PILT cuenta con un valor estratégico desde su ubicación, analizado como punto intermedio dentro del Corredor Bioceánico Brasil-Chile, es decir, la actual ruta del MERCOSUR que se integra Noreste – Sudoeste aprovechando el cruce a Chile por la provincia de Mendoza, este potencial perdería relevancia dentro de las dos arterias viales diagramadas para los flujos circulantes de la Macro Región ATACALAR.

El PILT debería apuntar a integrarse a este encadenamiento ponderando el desarrollo industrial de sus economías regionales por sobre su actual ubicación geográfica de privilegio.

En el marco del perfil exportador concentrado en empresas y productos de la región de Villa María, constituido esencialmente por productos lácteos y otros derivados agroindustriales, la clave debería centrarse en la transformación productiva y el agregado de valor local ya enmarcado dentro de la dimensión industrial del PILT.

En la imagen se pueden apreciar los pasos trasandinos carreteros de ATACALAR (Paso San Francisco – Provincia de Catamarca; Paso Pircas Negras – Provincia de La Rioja) y la posición de la ciudad de Villa María, relativamente marginal dentro del diseño que priorizan los corredores viales mencionados, que atraviesan horizontalmente la provincia de Córdoba a una altura más al norte de esta localidad.

Evidentemente China avanza en su partida de Go particular, silenciosamente durante todo este siglo ha alineado ficha tras ficha para cumplir su objetivo que la logística de salida de la demanda de sus productos esenciales, alimentos y minerales, se articule con la logística de entrada en destino. Aunque existen condiciones que podrían ralentizar o acelerar este proceso que excede las variables que controla nuestro país, cómo la eventual injerencia del país asiático como un tercero en discordia en un arreglo con el FMI o particularmente de la consolidación diplomática de una macroregión, aprovechar las potencialidades exportadores locales podría minimizar la asimetría de esta compleja situación.

La diferenciación del perfil exportador de Villa María y su zona de influencia podría dibujar, mediante su valor agregado, una vía particular sobre el camino general de primarización de lo ofrecido nacionalmente a través de las provincias centrales en el exterior.

El gran interrogante de fondo corresponde a si continuaremos con la inercia histórica de nuestra estrategia de inserción internacional basada en mover fichas de ajedrez por urgencias constantes o pensaremos, a tiempo, una alternativa basada en la creatividad que demanda el Go.

Relacionados