El pasado 25 de abril, Perú formalizó su adhesión a La Franja y La Ruta (LFLR), iniciativa china de cooperación económica, tecnológica e intercambio cultural, que su actual presidente Xi Jinping lanzó el 2013. En términos de los montos ejecutados y proyectados de inversión en infraestructura que esta iniciativa promueve, es considerada la mayor de su tipo en la historia. Por otro lado, meses antes de esta adhesión, Perú y China habían iniciado la renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLC), que ambos países suscribieron el 2009.

El contexto económico y político internacional actual, así como las características propias de la economía peruana, hacen que el proceso de renegociación del TLC Perú-China se constituya en una oportunidad para que el país asiático relance LFLR en el mundo y plantee un nuevo enfoque para la consecución del desarrollo sostenible. Por ello, a continuación, luego de plantear algunos aspectos relevantes de la geopolítica china, el escenario internacional que enfrenta y la gestión ambiental en el Perú, se plantean propuestas con miras a fortalecer la sostenibilidad de sus proyectos de inversión en el país.

Continuar leyendo