La diplomacia durante la pandemia de la COVID-19: ¿Una oportunidad para Latinoamérica y China?

La diplomacia en la última década ha presenciado una transformación sin precedentes. La globalización y una crisis de salud mundial, el internet y el uso de las redes sociales crearon nuevas maneras de interactuar y buscar acuerdos. La pandemia aceleró el ritmo y las interacciones de China con el resto del mundo. América Latina (AL), en particular, dio la oportunidad a países como México de fortalecer su relación bilateral con China. ¿Hasta qué medida es que la diplomacia digital favorece o perjudica el multilateralismo o bilateralismo en la relación América Latina y China? ¿Cómo ha transformado a la diplomacia tradicional? Según el contexto, es debatible la extensión en que la diplomacia se torna en resultados tangibles.

En la diplomacia de China, a lo largo de 2020, se destaca el uso de la mask diplomacy o “diplomacia de mascarilla”, que hace referencia a la ayuda que presta China a otros países al suministrar insumos médicos a países necesitados. Esos son los casos de México, Colombia o Argentina, por mencionar algunos países que han recibido apoyo. Asimismo, México es el actual presidente Pro Tempore de Celac, que lidera la Dirección General de América Latina en el Foro Ministerial Celac-China. Por otro lado, Brasil es la antítesis de México en la región. La política exterior de Bolsonaro demuestra que es incorrecto encasillar a toda América Latina en un solo ensayo con respecto a la posición de Latinoamérica con China.

Foto: Cancillería del Ecuador
Foto: Cancillería del Ecuador

Todo lo anterior es posible gracias al rol de la tecnología y las redes sociales, que evidencian cómo su uso ha influenciado, en general, de manera positiva en la relación América Latina-China, lo que ha resultado en un mejor escenario para las relaciones bilaterales con China.

Sin embargo, la preferencia por esfuerzos bilaterales desfavorece el multilateralismo entre países latinoamericanos. Es importante aclarar que Latinoamérica es una región heterogénea y no es posible poner a toda la región bajo una misma sombrilla.

 

China en Latinoamérica: Buscando fortalecerse en la región

No es la primera ocasión en la que China apoya a América Latina con el uso de la «diplomacia de mascarilla». Durante el brote del H1N1, en el 2009, China otorgó apoyo a México con insumos médicos. En 2020 ha apoyado a un rango diverso de países en desarrollo y desarrollados. Tanto en América Latina como en China, los gestos de buena voluntad son aprovechados por los Gobiernos para exhibirse en redes sociales y medios de comunicación impresos y digitales.

 El desarrollo de la relación América Latina-China se puede resumir en cuatro logros. Primero, la publicación de la primera Hoja Blanca,[1] en el 2008.[2] A través de cuatro ejes, China dio a conocer su interés en América Latina por primera vez. Reconoció a América Latina como una “tierra llena de esperanza y vitalicia.”[3] Después, en 2014, se presentó la “Plataforma +1+3+6”. El +1 se refiera a un plan de 2015 al 2019; +3 se enfoca en tres ejes principales (comercio, finanzas e inversiones), y +6 alude a seis industrias (agricultura, energía y recursos, construcción de infraestructura, manufactura, innovación científica y tecnológica, y tecnologías de la información).[4] El tercer logro para América Latina y China fue la realización del primer Fórum China-Celac, en enero del 2015, que se enfocó en trece áreas distintas.[5] Por último, en el 2016, el Gobierno chino publicó la segunda Hoja Blanca.[6] La publicación de este documento también coincidió con la gira del presidente Xi a la región, en noviembre de 2016. Las visitas anteriores a América Latina fueron en los años 2013, a Trinidad y Tobago, Costa Rica y México; en 2014, a Brasil, Argentina, Venezuela y Cuba; en 2016, a Ecuador, Perú y Chile. Posteriormente, en 2018, el presidente Xi visitó Argentina y Panamá. Por último, en 2019, visitó nuevamente Brasil. Las múltiples visitas del presidente Xi captaron la atención de Estados Unidos y Europa, ya que para el 2019, Xi había visitado más países de América Latina que las visitas combinadas de Barack Obama y Donald Trump a lo largo de 11 años.

Aunque el término “diplomacia de mascarilla” no existe como tal en castellano, se usa con frecuencia en la literatura anglosajona, entre académicos y think tanks de Estados Unidos, China y Europa. Es importante resaltar que en la literatura, por lo general, se observan dos tendencias. Primero, aquellos académicos con una postura más agresiva y que se alinean con el posicionamiento de Estados Unidos. Segundo, aquellos que buscan estudiar a China de una más comprensiva e imparcial. De acuerdo con Raj Verma, China ha utilizado la “diplomacia de mascarilla” como diplomacia coercitiva y una estrategia para “conquistar los corazones y mentes”.[7] Según el Instituto de Estudios Internacionales de Stanford, en Estados Unidos, mask diplomacy ha sido una forma de propaganda por parte del Partido Comunista de China (PCC).[8]

Foto: Stock Catalog
Foto: Stock Catalog

Por otro lado, la pandemia no solo ha sido una oportunidad para el sector público, sino también para el sector privado. El fundador del grupo Alibaba, Jack Ma, se ha sumado a los esfuerzos y donó, en marzo, 2 millones de mascarillas, 400 000 pruebas de COVID-19 y 104 ventiladores.[9] Aunque la donación fue abundante, esta fue distribuida entre 24 países de América Latina, lo que disminuyó su impacto en cada país.

 

Latinoamérica fragmentada ante una China en auge

Aunque China ha demostrado iniciativa por parte de los sectores público y privado, en América Latina existe una diversidad de posiciones. Al mismo tiempo, no toda la región interactúa con China. Esta sección incluye dos ejemplos que contrastan posiciones ante China. Por un lado, México busca fortalecer y crear s vínculos con China. Por el otro lado, Brasil toma una posición más agresiva hacia China.

México, a través de distintos marcos multilaterales, es reconocido como líder de Latinoamérica en la arena internacional. En junio de 2020 recibió la mayor cantidad de votos por el Grupo Regional de América Latina y el Caribe (Grulac) para representarlos en el Consejo de Seguridad, así como en el Consejo Económico y Social de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Aunque el representante mexicano ante la ONU, Juan Ramón de la Fuente, ha resaltado el interés de fortalecer el multilateralismo entre sus miembros, los esfuerzos con China han sido decisiones bilaterales. Bajo la dirección del ministro de Relaciones Exteriores mexicano, Marcelo Ebrard, China y Celac se han movilizado mucho más que en años anteriores. Esta intensificación de la interacción puede ser explicada por la urgencia de la crisis sanitaria. Para México, la presidencia ha significado una oportunidad de cooperación. Hasta finales de julio se registraron 25 vuelos redondos. De estos, México compró un aproximado de 75 millones de pesos mexicanos en una variedad de distintos insumos médicos.[10], [11]

El 23 de julio, el Fórum China-Celac llevó a cabo el primer encuentro en formato de videollamada. Durante el evento, los ministros de Relaciones Exteriores de América Latina y China se comprometieron a cooperar entre ambas regiones. Al final de la reunión se adoptó el “Joint Statement of the Special Video Conference of China and Latin American and Caribbean Countries’ Foreign Ministers on COVID-19”.[12] No obstante, en muchas ocasiones, gestos como estos son más simbólicos que tangibles.

Al otro extremo se encuentra el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien ha dejado claro que su Gobierno no buscará o aceptará asistencia o recursos por parte de China. Eduardo Bolsonaro, actual congresista e hijo de Jair Bolsonaro, llamo al coronavirus el “virus chino”. Esto generó una respuesta firme por parte del cónsul chino en Río de Janeiro, quien lo acusó de haber sido influenciado por Estados Unidos.[13] Adicionalmente, Bolsonaro rechazó la compra de 46 millones de vacunas chinas.[14]

Entre las interacciones de China con el resto del mundo, se observan sus preferencias por acuerdos y colaboraciones de manera bilateral. Para China, América Latina tampoco ha sido la excepción. Para un mejor posicionamiento de América Latina en el ámbito internacional, es importante contar con una estrategia coherente y en conjunto. Aunque la naturaleza de América Latina, comparada con la Unión Europea (UE), es fundamentalmente distinta, se debe reconocer que la UE ha demostrado un frente unido y sólido ante China, y América Latina podría adoptarlo a través del Celac.

 

¿Diplomacia y tecnología?

Sin duda, así como las redes sociales han facilitado gestos y disposición diplomática, también han demostrado un lado pueril y poco convencional de jefes de Estado y sus respectivos funcionarios. El uso de tecnología y redes sociales ha influenciado, en general, de manera positiva la relación América Latina-China. No obstante, perjudican la cooperación entre los países de la misma región. Conocido como Twiplomacy, que alude al uso de Twitter en la diplomacia, los líderes latinoamericanos lo utilizan como una de sus plataformas principales para difundir comunicados públicos.

Foto: JC_cards/Pixabay
Foto: JC_cards/Pixabay

A pesar del extenso uso del término mask diplomacy en los medios de comunicación digital, las redes sociales y la prensa, no existe una definición académica para describir con fundamentos la estrategia de China que muchos autores anglosajones presumen. Aunque poco a poco China incrementa su presencia en redes sociales occidentales, prohibidas en China continental, sí mantiene una manera tradicional de hacer y presentar su política exterior. Un ejemplo tradicional es la creación de “planes” a corto y mediano plazo. Uno que está específicamente relacionado con mask diplomacy es el plan Healthy China 2030, con el fin de reformar la salud pública en China, pero, sobre todo, impulsar la cooperación sur-sur a través de tecnologías y personal capacitado. [15] Aunque todavía no queda claro cómo se llevará a cabo este plan, tiene un gran potencial en la década actual.

Los s retos que enfrenta el mundo le brindan oportunidades a América Latina y China para encontrar s espacios de cooperación en áreas no exploradas previamente. La pandemia en la relación América Latina-China ha demostrado la versatilidad de la diplomacia, al igual que de los diplomáticos y aquellos que son parte del proceso. Aunque el multilateralismo entre países de América Latina se ha visto afectado, otros han aprovechado la oportunidad para fortalecer su relación con China. México y Argentina se han beneficiado de manera especial. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos del Fórum China-Celac, la estrategia global de América Latina frente a China es inexistente. Adicionalmente, la estrategia de Celac depende de la proactividad del país al mando de la presidencia Pro Tempore. Desde una perspectiva amplia, la actitud de América Latina frente a China es pasiva. América Latina carece de agencia y determinación para tomar acciones en el Fórum China-Celac, que puede servir para impulsar una agenda más concreta.

Sin duda, esta área de estudios tiene un gran potencial y necesita con urgencia más atención por parte de la academia. Es importante que existan perspectivas imparciales y separadas a la predominante postura de Estados Unidos. Sin embargo, estoy de acuerdo con Shambaugh, quien señala que Washington y el occidente se encuentran en un enigma, donde solo existen dos opciones: ser firmes con China o ser conciliadores.[16] Sobo todo, es importante reconocer que China sigue siendo un rompecabezas[17] para América Latina. Estar al tanto de los cambios de su sociedad y la economía son algunos de los retos para América Latina.

 

Referencias

Ash, R. F.; Shambaugh, D., & Takagi, S. (2007). Introduction. In China watching: Perspectives from Europe, Japan and the United States. London: Routledge.

Con los fideicomisos trajeron los aviones desde China. (26 octubre 2020). El Heraldo de México. Recuperado de https://heraldodemexico.com.mx/nacional/2020/10/26/con-los-fideicomisos-trajeron-los-aviones-desde-china-218737.html

China-Celac Forum. (2015). Cooperation Plan 2015-2019. Recuperado de http://www.chinacelacforum.org/eng/zywj_3/t1230944.htm

Llega a México vuelo 25 de China con insumos sanitarios (23 de julio de 2020). La Jornada. Recuperado de https://www.jornada.com.mx/ultimas/politica/2020/07/23/llega-a-mexico-vuelo-25-de-china-con-insumos-sanitarios-4224.html

Ma, Jack [@JackMa]. (22 de marzo de 2019). One world, one fight! We will donate emergency supplies – 2 million masks, 400K test kits, 104 ventilators – to 24 Latin American countries including Argentina, Brazil, Chile, Cuba, Ecuador, Dominican Republic and Peru. We will ship long-distance, and we will hurry! WE ARE ONE! [tweet]. Twitter. https://twitter.com/JackMa/status/1241589940531515399?s=20

Molter, V. (2020). Virality Project: Pandemics & Propaganda. Stanford Internet Observatory. Recuperado de https://cyber.fsi.stanford.edu/news/chinese-state-media-shapes-coronavirus-convo

PRC Ministry of Foreign Affairs. (2014). Xi Jinping Attends China-Latin America and the Caribbean Summit and Delivers Keynote Speech. Recuperado de https://www.fmprc.gov.cn/mfa_eng/topics_665678/xjpzxcxjzgjldrdlchwdbxagtwnrlgbjxgsfwbcxzlldrhw/t1176650.shtml

PRC Ministry of Foreign Affairs. (23 de julio de 2020). China and Latin American and Caribbean Countries Hold Special Video Conference of Foreign Ministers on COVID-19. Recuperado de https://www.fmprc.gov.cn/mfa_eng/zxxx_662805/t1800563.shtml

PRC The State Council. (2008). Full Text of China’s Policy Paper on Latin America and the Caribbean. Recuperado de http://english.www.gov.cn/archive/white_paper/2016/11/24/content_281475499069158.htm

Savarese, M. (2020). Brazil’s Bolsonaro rejects coronavirus vaccine from China. Associated Press. Recuperado de https://apnews.com/article/virus-outbreak-brazil-state-governments-health-sao-paulo-b7b5b620ba54f402dbf803e26fe6b842

Shambaugh, D. Coping with a Conflicted China. The Washington Quarterly, 34(1), 7-27. doi:10.1080/0163660X.2011.537974.

Verma, R. (2020). China’s ‘mask diplomacy’ to change the COVID-19 narrative in Europe. Asia Europe Journal, 1-5.

WHO World Health Organization. (2016). Healthy China 2030 (from vision to action). Recuperado de https://www.who.int/healthpromotion/conferences/9gchp/healthy-china/en/

Xinhua. (2016). Full text of China’s Policy Paper on Latin America and the Caribbean. Recuperado de http://en.people.cn/n3/2016/1124/c90000-9146474.html

Yang, L. (4 de marzo de 2020). Artigo: Valorize as relações China-Brasil, deputado Eduardo. O Globo. Recuperado de https://oglobo.globo.com/opiniao/artigo-valorizeas-relacoes-china-brasildeputado-eduardo-24350358

 


 

[1] Conocida como White Paper on Latin America.

[2] PRC The State Council. (2008). Full Text of China’s Policy Paper on Latin America and the Caribbean. Recuperado de http://english.www.gov.cn/archive/white_paper/2016/11/24/content_281475499069158.htm.

[3] Ibídem.

[4] PRC Ministry of Foreign Affairs. (2014). Xi Jinping Attends China-Latin America and the Caribbean Summit and Delivers Keynote Speech. Recuperado de https://www.fmprc.gov.cn/mfa_eng/topics_665678/xjpzxcxjzgjldrdlchwdbxagtwnrlgbjxgsfwbcxzlldrhw/t1176650.shtml.

[5] China-Celac Forum. (2015). Cooperation Plan 2015-2019. Recuperado de http://www.chinacelacforum.org/eng/zywj_3/t1230944.htm.

[6] Xinhua. (2016). Full text of China’s Policy Paper on Latin America and the Caribbean. Recuperado de http://en.people.cn/n3/2016/1124/c90000-9146474.html

[7] Raj Verma. (2020). China’s ‘mask diplomacy’to change the COVID-19 narrative in Europe. Asia Europe Journal, p. 2.

[8] Vanessa Molter, (2020). Virality Project: Pandemics & Propaganda. Stanford Internet Observatory. Recuperado de https://cyber.fsi.stanford.edu/news/chinese-state-media-shapes-coronavirus-convo.

[9] Jack Ma (@JackMa). (22 de marzo de 2019). One world, one fight! We will donate emergency supplies – 2 million masks, 400K test kits, 104 ventilators – to 24 Latin American countries including Argentina, Brazil, Chile, Cuba, Ecuador, Dominican Republic and Peru. […]. Twitter. Recuperado de https://twitter.com/JackMa/status/1241589940531515399?s=20.

[10]La Jornada. (23 de julio de 2020). Llega a México vuelo 25 de China con insumos sanitarios. Recuperado https://www.jornada.com.mx/ultimas/politica/2020/07/23/llega-a-mexico-vuelo-25-de-china-con-insumos-sanitarios-4224.html.

[11] El Heraldo de México. (26 de octubre de 2020). Con los fideicomisos trajeron los aviones desde China. Recuperado de https://heraldodemexico.com.mx/nacional/2020/10/26/con-los-fideicomisos-trajeron-los-aviones-desde-china-218737.html.

[12] PRC Ministry of Foreign Affairs. (23 de julio de 2020). China and Latin American and Caribbean Countries Hold Special Video Conference of Foreign Ministers on COVID-19. Recuperado de https://www.fmprc.gov.cn/mfa_eng/zxxx_662805/t1800563.shtml.

[13] Li Yang. (4 de marzo de 2020). Artigo: Valorize as relações China-Brasil, deputado Eduardo. O Globo. Recuperado de https://oglobo.globo.com/opiniao/artigo-valorizeas-relacoes-china-brasildeputado-eduardo-24350358.

[14] Mauricio Savarese. (2020). Brazil’s Bolsonaro rejects coronavirus vaccine from China. Associated Press. Recuperado de https://apnews.com/article/virus-outbreak-brazil-state-governments-health-sao-paulo-b7b5b620ba54f402dbf803e26fe6b842.

[15] WHO World Health Organization. (2016). Healthy China 2030 (from vision to action). Recuperado de https://www.who.int/healthpromotion/conferences/9gchp/healthy-china/en/.

[16] David Shambaugh. (2011), p. 24

[17] Ash, Robert F., David Shambaugh, & Seiichirō Takagi. Introduction. In China watching: Perspectives from Europe, Japan and the United States. Edited by David L. Shambaugh, Robert F. Ash and Seiichirō Takagi, 1-15. Routledge Contemporary China Series. London: Routledge, 2007, chapter 1.

Relacionados